LA BAILAORA

Cuando enarca su cuerpo como culebra
y en ondas fugitivas gira y se quiebra
al brillante reflejo de las arañas,
estalla atronadora vocinglería,
y en un compás amarra la melodía,
palmas, risas, requiebros, cuerdas y cañas.

Salvador Rueda

Feliz tarde.:))