LA BARRENDERA MACHISTA DE LA CUP

La extrema izquierda independentista de la CUP no tiene ningún reparo en reconocer su inspiración leninista en el cartel del 1-O. Tampoco en mostrar su antiespañolismo burdo, primario y xenófobo. Contiene sus fobias y odios habituales, desde los banqueros (Botín), la derecha (Rajoy) y la iglesia (Rouco) hasta los toros (Padilla) e incluso el Real Madrid (Florentino)

Pero lo del machismo se les ha colado a su pesar, es instintivo, como les ocurre habitualmente a los partidos de la izquierda, ahí está Pablo Iglesias para demostrarlo. Pretenden ser feministas, pero cuando tienen que poner a alguien a barrer piensan en una mujer, ¿que para eso está? El cartel original copiado tenía a Lenin; ellos, en 2017, ponen a una mujer a barrer.

Y Cataluña está en manos de esta banda totalitaria, xenófoba y machista…. y sin que atisbemos de momento capacidad de reacción de sus ciudadanos.

Edurne Uriarte ( ABC )