No es un chantaje, es el desafía que tiene ante sí la mujer que, según ella, se ha casado con Madrid… es un proyecto que pasaría a la Historia y que haría a la actual capital de España una ciudad grandiosa

Si don Alberto Ruiz Gallardón ha pasado por su “proyecto estrella y faraónico” de enterrar la M-30 la “Ciudad Ayuso” sería incluso un gran negocio para las Grandes constructoras, puesto que podrían construir más de 50.000 nuevas viviendas.

Porque la Comunidad se limitaría a realizar un borrador-anteproyecto para presentarlo a las grandes constructoras: ACS, Acciona, Ferrovial, FCC, Sacyr, OHL y San José, y exponerles el cambio.

“Ustedes me hacen el Manzanares navegable hasta el Jarama y se comprometen a su mantenimiento y yo les cedo la explotación y venta de la “Ciudad Ayuso” por 50 años y además un Derecho Preferente a la compra de los terrenos y los edificios si la Comunidad decidiera vender antes y también a la compra y venta de las Canoas particulares”.

Señores, señora Presidenta, como comprenderá por este apunte estamos hablando de la construcción de dos “bombas” para la actual Madrid: la navegación menor del Manzanares desde el Puente de los Franceses a su desembocadura y unión con el Jarama y la construcción de una nueva ciudad que se formaría entorno al río.

Con casitas individuales con parcelas y jardín incluidas en primer plano y viviendas en altura en un segundo plano.

Cada vivienda podía adquirir, unida con la vivienda o separada, una plaza de garaje, que en este caso sería para aparcar la canoa en local propio. También habría un servicio de taxis (canoas) para quien no tuviese aparcamiento.

Por el otro lado, y para los que no empleasen la vía del rio, iría una amplia avenida con parque y jardines que irían desde el Puente de Toledo hasta Vacia-Madrid.

Pero como todo esto es de momento un sueño me gustaría que leyesen ustedes  lo que yo he leído estos días sobre la posibilidad de hacer navegable el rio Manzanares.

El Manzanares no es un río de ciudad al uso. Es más: ni siquiera podría considerarse un río, si atendemos a su naturaleza poco caudalosa y demás características. Si bien es cierto que desde la intervención de Madrid Río el curso ha ganado entidad, la idea de convertirlo en un ecosistema fluvial navegable no se pasa por la cabeza de ningún dirigente… actual.

Julio Merino ( El Correo de España )