LA CONJURA DE LOS IDIOTAS

Estamos atravesando por una crisis política e institucional especialmente grave. Sin parangón en la historia de la democracia española desde 1978. Mucho más intensa que la que provocó el frustrado golpe de Estado en 1981 y los largos años del terrorismo de ETA.

Ni en los peores momentos de estos últimos 40 años padecimos una conjura de ineptitud política como la que signa ahora a la clase política, que trata de desplazar su enorme responsabilidad sobre la supuesta inadecuación de nuestro modelo constitucional como si la estructura institucional fuese la culpable del empantanamiento en el que España se encuentra a resultas de su incapacidad para la gestión de los intereses del país.

La mediocridad de nuestra clase política podría llegar a la vileza si hace recaer sobre el modelo constitucional su responsabilidad en esta sofocante situación. La realidad es bien distinta: han sido las cúpulas partidarias y los responsables públicos los que no han sabido responder a las circunstancias históricas y se parapetan, para absolverse, en la supuesta inadecuación de las leyes.” (La clase política más inepta de la democracia)

El Brief