LA CONSTITUCIÓN DE LUIS XVIII

Luis XVIII de Francia hizo un borrador de la constitución de 1815 y se lo leyó al príncipe de Talleyrand.

Este le dijo:

– Señor, aquí echo de menos una cosa importante.

– ¿Cuál?

– El sueldo de los diputados, Su Majestad

– Yo creo que sus servicios han de ser gratuitos. Su cargo debe ser honorífico.

– Señor, si han de ser gratuitos nos saldrán caros.

Desde entonces diputados y senadores cobran sueldo… y continúan saliéndonos muy caros.