–¿ De quién hablo ? (No se alarmen).
–¡ De Carmen !

–¿ Quién de sandez no está a salvo ?
–¡ Calvo !

–¿ Y de oírla te da flato ?
–¡ Poyato !

Sectaria de campeonato,
tan pérfida como corta,
hablo (si no les importa)
de Carmen Calvo Poyato.

–¿ Qué Carmen ? ¿ Esa ? ¿ Palabra ?
–¡ La de Cabra !

–¿ Es esa tan descortés ?
–¡ Es !

–¿ De dónde es ? (Deja que piense).
–¡ Egabrense !

Que Séneca me dispense
si una vez a esta persona
quise llamarla cabrona:
¡ la de Cabra es egabrense !

Fray Josepho  ( Libertad Digital )