Oye, esto de los progresistas, no funcionó! ¿Os habéis dado cuenta dónde nos llevan? La cosa es exógena, además de endógena; que viene de fuera de España y aquí es aprovechada por los listos que no quieren otro motivo para llamar a los demás tontos.

Todo lo que no sea «progresista» es malo. Qué gran timo, y cómo triunfa la mentira y el mal, bajo esta dictadura silenciosa. Cómo lograron dividir a los españoles, y traernos otra vez la miseria de la guerra civil que ellos iniciaron; cuando antes de tomar la izquierda el poder con el atentado del 11 M que ejecutaron, éramos tan felices viviendo a la sombra de la transición.

El odio y el rencor cuyo ejemplo es ZetaP no pueden traer cosas buenas sino disolver toda esperanza de paz, como así fue. Cuando ya agonizaba la ETA vino ZetaP a darle aire y elevarla a los altares, borrando todos sus crímenes. Y también los suyos recientes.

Antes mataban con un tiro en la nuca y explosivos, ahora sabe Dios cómo asesinarán, cuando empiecen. Gracias socialistas, progresistas en el mal. No os llegó con meterlos en el gobierno que hasta en la Comisión de Secretos Oficiales del CNI. ¿Qué será lo siguiente?

Son impresionantes algunos vídeos que tratan de buscar el anonimato ante esta dictadura fatal de pensamiento único que va seleccionando el personal en bueno y malo, y haciendo mayor la herida y brecha social.

Sale un coronel del Ejército del Aire, de Sanidad, un señor vestido de uniforme, en activo, que da la sensación de ser una persona sensata y fiable y que dice que, «atravesamos un momento muy oscuro de nuestra historia, con una peligrosa deriva de pérdida de libertades, donde se adoctrina a la población con una desinformación permanente dirigida y programada hacia objetivos concretos y tenemos el ejemplo con esta epidemia, cuando se ha conseguido inocular un suero experimental a toda la población, inclusive a niños que no tenían ningún riesgo y, sabiendo ya lo efectos adversos que son conocidos, y todo ello sin haber permitido ningún debate científico y sin permitir los controles de calidad de los viales que por ejemplo en las Fuerzas Armadas tenemos la posibilidad de hacer análisis completos de lotes y poder haber hecho un control de calidad en condiciones, y no hacer…

En definitiva darnos cuenta que estamos perdiendo libertad y la gente lo asume sin reflexionar sobre ello.  Estamos llegando a una situación de neurosis colectiva como definía un psicólogo belga que hablaba de tres condiciones: una población que se la somete a una división y en el caso de España hemos sufrido el confinamiento con una división física en nuestras casas, incluso separados de nuestros familiares, los mayores abandonados, y también una división moral cuando se han aprobado leyes dirigidas a dividirnos y separarnos, a enfrentarnos como sociedad y a un pueblo que ya está vaciado de valores, y sin ilusiones y en esas condiciones de división y falta de propósito es muy fácil dirigir a un pueblo hacia un objetivo mediante una manipulación de terror, y para que se sientan identificados los ciudadanos con ese miedo y terror.

Un ejemplo en el caso de la epidemia lo han identificado con los que no estaban vacunados, en el sentido de que ha podido dirigir la ira de los ciudadanos hacia ellos. Incluso se han presentado con una solución salvadora mesiánica, diciendo que tenían unas falsas vacunas que la gente se agarró a ellas como solución. En definitiva han conseguido que la gente se inocule no una vez, sino tres y las veces que hagan falta y sin parar nunca a pensar si eso es bueno o malo.

Realmente cuando consiguen que los ciudadanos no reflexionen ni piensen por ellos mismos y se fíen del gobierno que les está imponiendo una cierta dictadura, estamos llegando a la hipnosis colectiva. No hay que olvidar que la libertad va unida a la verdad, y la verdad a la realidad, y el ser humano no puede desarrollarse en plenitud si no consigue la libertad de distinguir el bien del mal, y si no consigue ser generoso antes que egoísta. Los seres humanos tenemos que ser capaces de reconocer la responsabilidad individual, y hoy el Estado pretende anular esa responsabilidad individual y crear una colectiva que en el fondo nos engaña porque nos hace renunciar a la libertad y a la responsabilidad. (…) el enemigo de la valentía no es la cobardía, si no la conformidad.

El aceptar un discurso que aunque sepas que no es justo, lo aceptas porque lo hace la mayoría, y así nos engañamos. Y luego un compromiso muy importante con la sociedad y con la historia, tenemos una historia importantísima en España que deberíamos ser capaces de mantenerla y respetarla y la fe de nuestros padres porque es en definitiva lo que hemos heredado y debemos traspasar a nuestros nietos.

Es muy importante tomar conciencia de que esta manipulación no permite que una sociedad sea libre, pero los militares hemos hecho un juramento que no es manipulable con lo cual somos los que vamos a mantener siempre esa búsqueda de la verdad y en definitiva y como dicen las Ordenanzas, recordar siempre que mandar es servir no servirse y que el honor una vez que se pierde no se recobra jamás…»

Luego habla de la pérdida de soberanía a favor del globalismo, muy mal de la OMS, al haber engañado con las vacunas, «con la que había que romper rápidamente» porque ese pasaporte va dirigido a la identificación digital… perder la personalización del ser humano y conseguir su robotización que es lo que se busca con este QR. Una pérdida de libertades sin que la gente se dé cuenta.

Ahora que sabemos que con esta sexta ola la vacunación no sirve, es el momento de desvincularse de los agentes que han estado provocando tanta falsedad y tanto engaño, como ha sido la OMS..

Es el Coronel Carlos Martínez Vara de Rey que tras pedir por carta a la ministra de Defensa que, «detenga cautelarmente la actual campaña de vacunación», Margarita Robles, le contestó, con cortarle la cabeza, como se dice ahora. Pero ahora se la van a cortar a ella los catalanes golpistas que con la ETA, mandan en España. El que a hierro mata a hierro muere.

Seguro que el coronel tiene toda la razón y lo que viene de los socialistas es todo mentira y malo como siempre. Los negacionistas son ellos al no admitir la verdad, y ser incapaces de identificarla. No se les puede cuestionar nada porque todo lo que digan va a misa aunque ellos no crean en Dios, y tiran de navaja como vulgares navajeros.

La erótica del poder debe ser muy fuerte que lleva a degollar al de al lado por un quítame para allá estas pajas. Convierte al ser humano en una mala bestia.

¡Ahí las tenemos, dispuestas a lo peor!

Fígaro ( El Correo de España )