LA DOBLE MORAL ESPAÑOLA: CIFUENTES Y ERREJÓN

Lo más extraordinario del escándalo Cifuentes no ocurrió ayer, durante la comparencia de la presidenta de Madrid. Ha pasado esta mañana, cuando Íñigo Errejón, candidato a presidente de la Comunidad de Madrid por Podemos e inhabilitado por la universidad de Málaga por la conocida como beca black ha apoyado la moción de censura del PSOE contra Cifuentes “por higiene democrática”.

Errejón fue inhabilitado por la universidad de Málaga por cobrar sin acudir a la universidad, como estaba estipulado en la beca, y por justificar con documentos elaborados antes de la beca una supuesta investigación que le obligaba a estar en Madrid durante dicha beca. Su engaño fue probado, y, sin embargo,  los suyos no le exigieron la retirada sino que le nombraron candidato a presidente de Madrid.  Ni los suyos ni los medios de comunicación de la izquierda, los mismos que ahora exigen en tromba la dimisión de Cifuentes.

El caso Cifuentes depende ahora del informe que está elaborando la universidad Rey Juan Carlos que aclarará, esperemos, las últimas dudas sobre el tribunal del Máster. Si ese informe llega a conclusiones tan negativas sobre el Máster de Cifuentes como el de la universidad de Málaga sobre Errejón, ¿exigirá igualmente la izquierda española la dimisión de Errejón? ¿O el inhabilitado por engaño por la universidad de Málaga seguirá siendo candidato a presidente de Podemos mientras su partido y el PSOE le hacen una moción de censura a Cifuentes? Lo segundo, por supuesto. Es la doble  moral de la izquierda española.

Edurne Uriarte ( ABC )