LA FEMINISTA Y EL ALIADE

LA FEMINISTA

Yo soy superfeminista
y vivo con mami y papi.
Soy podemita, anticapi,
tortillera, antifascista
y, por supuesto, abortista.
Visto color remolacha,
odio eternamente al facha
y, cuando salga del bar,
a casa quiero llegar
de noche, sola y borracha.

EL ALIADE

Soy feminista cofrade
y, aunque me digan baldragas,
salvaslip y planchabragas,
yo me denomino «aliade».
No hay cosa que más me agrade
que ser parte del meollo
de la ayuda al desarrollo
e igualdad de la mujer.
Pero he de reconocer
que lo que es follar, no follo.

Fray Josepho ( Libertad Digital )