LA HORA GRAVE

Conciudadanos:

La hora es grave para nuestro país. Todos lo sabemos. La pandemia que azota al mundo se está cebando con gran parte de Europa y, especialmente con España. No pienso hoy criticar a ninguna autoridad estatal o autonómica por la manera en que han respondido a la epidemia en sus diferentes fases.

Tiempo habrá de que cada cual asuma sus responsabilidades y de que los ciudadanos se lo demanden. Hoy, con la urgencia que la situación de excepción reclama, quiero pedir a todos los partidos políticos con representación, a todos, repito, que obren para constituir un Gobierno de salvación y reconstrucción a fin de acometer la gestión de la crisis y la ingente tarea que nos aguardará como sociedad deseosa de superar este episodio sin precedentes en nuestra historia reciente.

Apelo a la responsabilidad de los líderes de los partidos para que participen en dicho Gabinete. Más allá de las legítimas discrepancias ideológicas, todos hemos de entender que sólo una acción mancomunada de todas las fuerzas políticas es la respuesta correcta y decente ante el desafío que encaramos.

Los ciudadanos así lo han entendido; su comportamiento, su apoyo incondicional a todas las personas que sufren y a todos los sanitarios y personal de apoyo que están en primera línea frente a la epidemia en estos momentos así lo demuestra. Debemos seguir su ejemplo. No podemos defraudarlos.

El Parlamento, a pesar de las limitaciones que sufre actualmente para su pleno funcionamiento, debería mostrar su conformidad con este gabinete de excepción, dirigido por una persona consensuada. Por otro lado, quiero recordar que España es un país importante de la Unión Europea.

En los próximos días hablaré con Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión, David Sassoli, presidente del Parlamento Europeo y Charles Michel, presidente del Consejo, para exigir una respuesta a la altura del desafío que tenemos como europeos.

Por último, en estos momentos tan difíciles quiero decir a todos los que viven en nuestro país, y especialmente a aquellos que se han visto golpeados más cruelmente por la crisis y que han pagado y están pagando el más alto precio de dolor, que no están solos, que entre todos lograremos hacer frente a la situación, y que sabremos reconstruirnos como país; y que lo haremos con la ayuda de nuestros amigos y socios europeos. Gracias».

Tadeu ( El Mundo )

viñeta deLinda Galmor