ES LA HORA DE LA JUSTICIA EN ANDALUCÍA

El desfile de ex altos cargos de la Junta de Andalucía entrando ayer al Palacio de Justicia de Sevilla para ser juzgados por el caso de los ERE constata el fin de una época. Un periodo marcado por la impunidad del socialismo, que no tuvo reparos en tejer una extensa red clientelar para perpetuarse en el poder. Los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, la ex ministra Magdalena Álvarez y otros 19 ex altos cargos tuvieron que escuchar a lo largo de toda la mañana la extensa acusación a la que se enfrentan por prevaricación, malversación y asociación ilícita, delitos que están penados con hasta ocho años de cárcel y 30 de inhabilitación.

Con el arranque del juicio por la pieza política de los ERE, llega la hora de que hable, por fin, la Justicia. Han sido siete largos años de instrucción en los que la sociedad andaluza ha conocido entre el estupor y la indiferencia los manejos de esta trama que desvió 850 millones de fondos públicos para mantenerse en el poder. Esperemos que el ambicioso planteamiento procesal por el que apostó la juez Mercedes Alaya al instruir esta macrocausa (en la que están imputadas más de 250 personas) no sea utilizado ahora como coartada para diluir las posibles responsabilidades penales de los encausados.

El Mundo

viñeta de Linda Galmor