LA IDEA SOCIALISTA DE CATALUÑA

El candidato socialista, Sánchez, no tiene apenas opinión sobre la cuestión más trascendental de la vida política española: Cataluña.

No sabemos si está de acuerdo con Iceta sobre los plazos de la independencia o si, en caso de que gobierne, estaría dispuesto a indultar a unos hipotéticos condenados por golpismo.

Ni siquiera conocemos la verdadera razón por la que el PSOE no quería hacer público el informe del Tribunal de Cuentas en el que se disecciona el dispendio de cientos de millones de la Generalitat en su proceso independentista y su internacionalización.

En el programa electoral de los socialistas, Cataluña apenas ocupa unas líneas. Asombra tanto silencio sobre un asunto tan sensible.

Vivimos un tiempo en que los políticos, por un pragmatismo rayando en la indecencia, prefieren no hablar de las cuestiones fundamentales, con el único propósito de obtener el poder. Al precio que sea.

Cabe esperar una posición más diáfana del PSOE y su candidato acerca de la unidad de España.

El Astrolabio

meme de Linda Galmor