LA INOCENCIA

Una de las páginas más vergonzosas y negras de la actualidad política española la protagonizan los partidos supuestamente «progresistas» de las Islas Baleares, al negarse a que el Parlamento autonómico investigue el caso de prostitución de menores tutelados por un organismo público.

Si el responsable de esa institución perteneciera al Partido Popular, tal vez tendríamos maratón televisivo en varias cadenas españolas y a Carmen Calvo, en procesión, muy indignada ante tamaña infamia.

Pero no, resulta que son los aperturistas de izquierdas quienes han decidido infravalorar la inocencia de esos menores baleares. Les han robado la adolescencia y, ahora, esos políticos les hurtan también la dignidad.

Al ciudadano perplejo de la calle -el que mantiene con sus impuestos el tinglado del que viven todos-, le sigue asombrando la falta de empatía con esos menores prostituidos en Palma de Mallorca.

Necesito una sola respuesta de la vicepresidenta Calvo o de la ministra de Igualdad, la señora Montero. ¿Por qué este caso no es relevante para ellos? Pido una sola razón. ¿A que no se atreven a contestar?

El Astrolabio ( ABC )