La izquierda está en racha. Echenique y Juanma del Olmo, la pareja de Isa Serra, han sido condenados a indemnizar con ochenta mil euros a la familia de un individuo al que llamaron violador por la cara. La historia remite a la candidata de Podemos por Ávila, Pilar Baeza, cuya pareja asesinó al hombre al que este par de pájaros insultaron

Como quiera que las tropelías de los prebostes de Podemos no siempre quedan impunes, pues les ha caído la referida multa de ochenta mil napos. ¿Y cómo lo explica el diario digital de Podemos? Pues ojo al titular de La Última Hora, el periódico que Pablo Iglesias le montó a Dina Bousselham por lo del móvil: «Una sentencia sorprendente: una jueza condena a Echenique y a Del Olmo a pagar 80.000 euros». Y tan sorprendente. Dos fulanos de Podemos condenados por bocazas.

Pero lo sorprendente para La Última Hora no debe de ser eso. Así arranca el texto:

«Con este tipo de sentencias, que son incomprensibles, se demuestra que hay algunos jueces activistas que están sirviendo a los intereses mediáticos de la derecha política», afirma un abogado a LUH.

El abogado aparece en la primera frase y desaparece de la información sin dejar rastro ni siquiera de su nombre. Otra frase del segundo párrafo también tiene miga. Ahí va:

Se trata de una condena por una declaración pública y un tuit que han sido denunciados por los hermanos del hombre asesinado por la pareja de Pilar, quien fue acusado de violación pero exento de sanción por consideraciones de la Justicia.

Vaya por Dios. ¿Y cuáles serían esas «consideraciones» de la Justicia? ¿Que no hubo tal violación? Nada aclara tampoco el texto, cuya última guinda es la siguiente frase:

Asimismo, la jueza ha fallado en contra del propio criterio de la Fiscalía, que no consideró la existencia de vulneración de los derechos del demandante. Algo que evidencia numerosas contradicciones.

Qué cosas, un fallo en contra de la Fiscalía de Delgado. Tremendo.

Podemos piensa recurrir en todas las instancias posibles, concluye la nota.

Más noticias de la izquierda. El cruceiro de la madrileña Plaza de Benavente que el Centro Gallego y la Junta de Galicia donaron a la capital de España no fue destrozado por unos salvajes, sino que se le cayó de la peana por mala suerte a un sano mozalbete que sólo pretendía hacerse una foto abrazado a la cruz. Esa es la teoría del digital de Escolar, El Diario, que pretende desmentir cualquier atisbo de duda con el siguiente titular:

El cruceiro de Madrid destrozado que Ayuso y Vox atribuyen al odio contra los cristianos fue derribado por accidente.

Qué casualidad que el accidente se cebara con un monumento católico. Seguro que si pillan a un borracho miccionando en la puerta de una mezquita en El Diario lo atribuyen también a un accidente. ¿O no?

Es el nuevo periodismo, Cintora style en modo Wyoming, sancionado con medio millón euros por defraudar a Hacienda. Las cruces se caen por accidente, las sentencias contra miembros de Podemos son injustas, los inmigrantes de Arguineguín no han sido liberados en una plaza por orden de Interior sino que han aparecido en tal plaza por generación espontánea, el Gobierno no ha pactado con Bildu sino que es Bildu quien quiere pactar con el Gobierno, ETA ya no existe (Carmen Calvo dixit and pixit) y el franquismo, en cambio, sigue ahí, a la vuelta de la esquina.

Pablo Planas ( Libertad Digital )