LA IZQUIERDA FASCISTA

Lo peor del ignorante es que desconoce su propia ignorancia. Nada nuevo. Sobre ello han reflexionado muchos pensadores.

Hoy esa cuestión vuelve a ser palpitante, curiosamente en medio de una sociedad que presume de sobreinformación.

Es como la sobrealimentación, solo crea obesos. O cuando nos creíamos eternos, apareció el microscópico Covid-19 y nos puso en nuestro lugar: mortales vulnerables.

En política estamos ahora en manos de la clase dirigente peor formada de los últimos cien años. Es consecuencia, en gran medida, de la incultura de la ciudadanía. Se consumen horas de televisión de manera acrítica y se da por cierto todo lo que se escucha y ve.

Existe un debate acerca del momento que vive el mundo con el auge del fascismo envuelto en la extrema izquierda.

Después del estrepitoso fracaso de las crueles dictaduras comunistas en el siglo pasado, la izquierda más radical ha vuelto con su populismo, pero también con todos sus atributos negativos.

Hay que inocular muchas horas de cultura política, de democracia y de tolerancia para combatir esa ola mezcla de fascismo y extrema izquierda que todo lo asola.

El Astrolabio ( ABC )