LA LIBERTAD

La pedían a gritos, pero no sabían realmente cuánto les hacía falta…