LA MATERIA NI SE CREA, NI SE DESTRUYE

Una ley de la física dice que la materia ni se crea ni se destruye, únicamente se transforma. Las élites ni se crean ni se destruyen, únicamente se hacen “transformistas.” Los millonarios de la siniestra del cine, por ejemplo, se transforman en cuanto reciben la pasta del ministro de Cultura de turno.

A los políticos les pasa lo mismo. Entre los periodistas, también hay transformistas. No hay más que ver las declaraciones de un subdirector de El País que afirma que en el Islam las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres.