LA MEMORIA HISTÓRICA DEL PSOE

Resulta algo más que notable que sea siempre el partido socialista el que presente este tipo de leyes. Parece que el PSOE no tiene mucha memoria de su propia historia. A modo de jalón, en octubre de 1934 fue el partido socialista el que recurrió a la violencia política masiva en contra de las instituciones de la República democrática, provocando centenares de víctimas y desencadenando el proceso revolucionario que conduciría a la Guerra Civil.

Los hechos históricos están ahí y es ahí donde deben quedarse, y no traerlos a la discusión política actual. ¿Por qué el socialismo de Zapatero y Sánchez repudia la socialdemocracia de la época de Felipe González y la Transición? ¿Por qué en el siglo XXI los socialistas españoles quieren volver a su vómito, ahora con la única ventaja de querer emplear la coacción del Estado en vez de la violencia partidista de antaño?

La democracia exige la libertad de cátedra y la libertad de expresión. Un Estado democrático no puede establecer una versión oficial de la historia e imponerla a sus ciudadanos. Eso sería puro sovietismo, suave, pero no democracia, porque la democracia occidental es mucho más que elecciones; es el respeto a la opinión y la garantía del Estado de derecho. Los socialistas deben estudiar y aprender de su propia historia, que parecen ignorar, y no pretender dar leyes de Gran Hermano a la sociedad española.

Stanley G. Payne (El Mundo )