LA PARADOJA DE LA INMIGRACIÓN

Canadá acaba de decir que necesita un millón de inmigrantes en los próximos tres años, mientras en Europa y Estados Unidos crecen las voces contrarias a la llegada de personas de otros países, por regla general más pobres que nosotros.

Esto demuestra la paradoja del asunto de la inmigración. En sí mismo conlleva tantas ventajas como inconvenientes, aunque alguna cuestión está más clara que otra. Por ejemplo, Europa envejece a pasos agigantados y España, según el FMI, requiere más de cinco millones de extranjeros para que siga siendo sostenible su sistema de pensiones.

USA debe gran parte de su riqueza a la inmigración y algunas de sus multinacionales -gigantes mundiales- fueron creadas por hijos de forasteros.

El fenómeno, sin embargo, plantea buen número de desafíos a cualquier sociedad. España, además, se encuentra en una de las fronteras más desiguales. No conviene, por tanto, mirar solo una cara del problema.

Los necesitamos, pero habrá que desarrollar un plan adecuado de integración: caminos legales y ordenados para que sean bienvenidos.

El Astrolabio ( ABC )