LA » POSMENTIRA »

El día 5, José Ignacio Torreblanca (que hizo una gran tarea con otros periodistas para compensar la deserción internacional del Gobierno de Rajoy ante el golpe catalanista) decía:

«En menos de una década, España ha pasado de ser un oasis libre de populismos radicales y un paradigma de estabilidad a contar nada menos que con tres fuerzas antisistema: Podemos, el independentismo catalán y Vox.» (…) «La respuesta simétrica a ese planteamiento (de Podemos) es Vox, un partido que además de ser antisistema en lo que se refiere a derechos y libertades básicos (la igualdad de género, la libertad sexual o la libertad religiosa), sostiene postulados territoriales incompatibles con el actual marco constitucional».

Torreblanca olvida a la ETA, al PNV y al oasis de Pujol, padre de la persecución lingüística y padrino de todo separatismo, terrorista o no: asesinato de M. A. Blanco -pacto de Estella ETA-PNV- Declaración de Barcelona-Tinell… y al Golpe. Lo de Vox es posmentira, o sea, mentira que va de la mentira en pos, por si cuela. Dice su programa:

9. Derogación inmediata de la Ley de Memoria Histórica. Ningún parlamento está legitimado para definir nuestro pasado, y menos excluyendo a los españoles que difieren de sus definiciones.

6. Transformar el Estado autonómico en un Estado de Derecho unitario que promueva la igualdad y la solidaridad en vez de los privilegios y la división. (…) Como paso previo: devolución inmediata al Estado de las competencias de Educación, Sanidad, Seguridad y Justicia limitando en todo lo posible la capacidad legislativa autonómica.

62. Garantizar el derecho a ser educado en español en todo el territorio nacional. El español debe ser legua vehicular obligatoria y las lenguas cooficiales como opcionales. Los padres deben tener derecho a elegir la lengua de escolarización de sus hijos.

70. Derogación ley de violencia de género y de toda norma que discrimine a un sexo de otro. En su lugar, promulgar una ley de violencia intrafamiliar que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños. Supresión de organismos feministas radicales subvencionados, persecución efectiva de denuncias falsas. Protección del menor en los procesos de divorcio.

Mejorando el punto 6, ¿qué derechos básicos se vulneran? ¡Se defienden!

La verdad, tanta posmentira está poniendo difícil no votar a Vox.

Federico Jiménez LoSantos ( El Mundo )