LA PROFECÍA DEL REY

Tras la lectura del Real Decreto en el que el Jefe de Estado le nombraba presidente, Sánchez prometió «por su conciencia y honor» cumplir y hacer cumplir la Constitución «con lealtad al Rey».

Una vez cumplidas las formalidades, y antes de que los reporteros que cubren habitualmente los actos de la agenda pública del Rey salieran del salón de Audiencias, Sánchez y el Rey comenzaron una conversación informal que se convirtió en la anécdota del día. Sánchez comentó en tono jocoso: «Ocho meses para 10 segundos». «Rápido simple y sin dolor… el dolor viene después», le contestó el Rey asimismo en tono distendido.

¿ Conciencia y honor….? Mintió como un bellaco, ni tiene CONCIENCIA ni tiene HONOR…luego su juramento no es valido.