La ex diputada de la CUP ha acudido acompañada de sus nuevo abogado, Iñigo Iruin. El magistrado Pablo Llarena, en un auto dictado este mismo martes ha acordado dejar sin efecto la declaración de rebeldía y citarla para declarar en fechas cercanas, si bien hasta entonces permanecerá en libertad.

Gabriel estaba investigada como autora de un delito de desobediencia, pero no existía ninguna orden europea o internacional de detención y entrega porque dicho delito no lleva aparejada pena de prisión.
No obstante, sí existía una orden nacional de detención para que fuera puesta a disposición del TS con el objetivo, precisamente de tomarle declaración, ante la imposibilidad legal de continuar el procedimiento contra ella sin haberla escuchado antes.
Una vez que se ha entregado, Llarena también ha acordado dejar sin efecto «la busca, detención y presentación ordenada contra ella»
Álvaro Romero ( El Correo de España)