LA REVOLUCIÓN PERMANENTE

La CUP está muy activa este verano. La pasada semana, sus cachorros asaltaron un bus turístico y ayer protagonizaron una manifestación ante el Cuartel de la Guardia Civil en Barcelona, en el que van desfilando todos los implicados en la preparación del referéndum del 1-0.

Los independentistas radicales se manifestaron bajo el lema «no nos haréis callar», cuando la Guardia Civil se limita a ejercer de policía judicial. Daría lo mismo que fueran los Mossos, los municipales de Barcelona o la Policía Nacional. La CUP no quiere policía. Le da igual el uniforme.

Lo que pretende esta organización antisistema es generar una desestabilización del sistema «propagando la anarquía y viviendo el comunismo». Es lo que la extrema izquierda europea llama «la revolución permanente»

Toni Bolaño( La Razón )

viñeta de Linda Galmor