LA TABERNA DE PLATÓN
EPISTOLA A LOS SECTARIOS
-Una secta es…Bueno, un grupo de tontos alucinados que se entregan a la voluntad de un líder carismático que les ningunea en beneficio propio.
-Hacen falta esas dos premisas: el “listo” que engaña y los disminuidos mentales y frustrados que se dejan engañar…Estos han de mostrar sumisión absoluta…
-Por su parte el líder se beneficia económicamente de la tontopollez de sus acólitos llegando a comprase chaletones…y a la vez se “beneficia” a las acolitas más sumisas a las que va sustituyendo una tras otras para satisfacer sus bajos instintos.
-Eso se da mucho por ahí, en otras tierras de paranoia…Aquí es más difícil que ocurra…
-¡ O no !
Agustín Muro