LA TABERNA DE PLATÓN
DE “GRANDE” NADA A NO SER EN COBARDÍA.
-La ley permite a un delincuente mentir para defenderse…
-Pero cuando ves a un supuesto eminente juez y a ahora ministro, mentir con todo descaro en público y ante las cámaras, se tiene la confirmación de como la política puede prostituir a un hombre digno…¿O es que no era ni lo uno ni lo otro?
Agustín Muro