LA TABERNA DE PLATÓN
PERICO EL DE LOS PALOTES

-El tal, era un tontaco que golpeaba un viejo tambor con dos palotes armando ruido por las calles a modo de pregonero loco…Del siglo XVII.

-Hoy hay otro Pedro…¿loco?
-¿Golpista? Pues a lo mejor no lo es de voluntad propia, pero si para sobrevivir políticamente usa de muletas a los golpistas, además de colaborador necesario para el golpe, es un ambicioso loco.

-Lo de ambicioso creo que no hay que explicarlo; lo de loco va tomando cuerpo por su propia irresponsabilidad ya que a la larga será la causa de su muerte política y posiblemente la de su partido.

-Y su locura al parecer le está provocando ceguera…o tontuna.

-Si está tan incómodo apoyándose en golpistas y “sus” encuestas le dan mucha ventaja ¿por qué no convoca elecciones y las gana con la gorra?.

-Va a ser que no se cree sus propias mentiras y para sobrevivir, ha cogido el tambor y los dos palotes y se dedica a armar ruido, ruido y ruido.

Pd.-Casimiro Aguilar de la cruz. “el alacrán” Q.P.D.
Pobre necio el que mira las estrellas,
Y estirando la mano, cree poder alcanzarlas…

Viñeta y texto de Agustín Muro