PUÑALÁ TRAPERA

-Los césares romanos tenían un cuerpo militar dedicado a su protección personal y a hacerle los trabajitos sucios; tales como asesinatos, torturas y tropelías varias…Aunque a veces, era los mismos “mossos pretorianus” los que le daban matarile al propio cesar…Casos hubo.

-Y para tratar de evitarlo, los césares les pagaban un buen sueldo como mercenarios que eran.

-Picodemonte no es un cesar; en todo caso es un liberto de charnegas raíces, pero que en su afán de acaparar poder y cesarismo, incluso está tratando de hacer de los mossos, su guardia pretoriana, cuando en realidad ese cuerpo es la policía de todos los catalanes…Son fuerza de seguridad, no sus guardaespaldas.

-Aunque no debe el “molt honorabla” estar muy seguro de la “fides escuadrensis” cuando lo primero que ha hecho es subirle el sueldo 300 sestercios, o más.

-¡Mira tú que si después del intento de soborno y siguiendo las instrucciones de un juez, es el propio Trapero el que vaya a detener al president!…¿sería una puñalá trapera?

texto y viñeta de Agustín Muro