LA TRAVESIA DEL DESIERTO

-Ahora al poner la radio me he enterado de que vuelven…Yo que soy muy ingenuo pensaba que había ido para quedarse y montar la república catalana en Bruselas.

-¡Total! tienen allí a su president y a unos cuantos “menistros” y si ahora se les han unido los súbditos y lacayos, pues ya lo tienen todo.
-¡Pero no! una cosa es hacer el macarrilla chillón armando bulla y otra cosa es echarle cojones al tema y tirar palante…Eso se conoce que no está en esa suya famosa genética catalana.

-Una cosa es proclamar una república y otra mantenerla más de quince segundos… Una, el ponerse chulos en un mitin y otra mantener el tipo ante un juez y otra aún de más risa, el salir huyendo como un ratolín chillón…

-Miren ustedes, señores indepen, ustedes lo que son es unos acojonaos lloricas y blandengues…A este paso les veo cuarenta años deambulando por el desierto de la Historia, guiados por un Moisesdemont sin barbazas y con flequillo, alimentándose del maná de lo que han afanao previamente.

-Y pierdan toda esperanza; las murallas de la Jericó de nuestra Democracia, no las van a derribar con su trompetería, ni las van a ablandar con sus lágrimas de “pueblo elegido” cantando los pajaritos.

viñeta y texto de Agustín Muro