VIRGO FIDELIS

-En mi época, había muchas parejas que decían que se “reservaban para el matrimonio”…Eran gente de bien que por creencias o por apariencias, de folleteo pre ¡ná de ná.!

-Y claro, pasaba lo que pasaba; los noviazgos eran largos, la carne fogosa y normalmente se ponía en marcha el plan “B”…O se mataban a pajas, o se follaba a escondidas o se iba de putas…

-Todas malas soluciones ya que o te quedabas ciego (eso decían, aunque yo se que era mentira) o pillabas unas purgaciones o un bombo más grande que el de Manolo.

-Han pasado los tiempos pero algunos conservan esos hábitos a mi entender…Y lo digo por los de Ciudadanos que me recuerdan a las novias virginales de antes.

-¡Mire usted señor Rivera! reservarse para el tálamo estará muy bien,, pero la política es el arte de lo efectivo y si por cualquier remilgo o apariencia, ustedes se quieren mantener virgo fidelis, pueden ser que su inmaculada reputación les juegue una mala pasada.

-Ya que o se dan a la autosatisfacción política, o no se comen una rosca, o se van de putas…dígase con el Psoe o Podemos y pillan algo malo.

-Y encima, a lo mejor ni llegan al tálamo moncloil y se quedan para vestir santos gubernamentales…¡Que todo puede ser!

Viñeta y texto de Agustín Muro