LA TABERNA DE PLATON
INDOCENTES

-De todo el asunto ese de los “enseñantes” nacionalistas que abusaron de los menores tratando de denigrarlos por su condición de “hijos de guardias civiles”, me ha llamado poderosamente la atención dos cuestiones…

-Una, la cobardía del propio abuso sobre sus alumnos…Eso es una “indocencia”…

-La otra, la manifestación de ese espécimen…”la dama de las camelias amarillas” que manifestó en clase el día 2 de octubre que no “tenía ánimo para dar clase después de lo que había sufrido el día anterior”

-Ese lo que es además de un soplapollas, es una blanda lastimera…

-¡Como todo indepen que se precie!.

Viñeta y texto de Agustín Muro