LA TABERNA DE PLATON
LOS HIJOS Y LOS BOTIJOS

-Había un rey que tenía tres hijos…

-Y se suponía que cuando el cascara, uno de ellos, no se sabía bien cual, habría de sustituirlo…Pero el jodio, a pesar de su mala salud no palmaba ni pa dios….Y eso irritaba a los impacientes vástagos.

-El primero y el tercero se inclinaban por quitarlo de en medio a puñalás con cuchillos cachicuernos, pero el de en medio que decían era el que más se parecía a su viejo padre, no estaba por la labor…

-Ya que en realidad no se fiaba de sus hermanastros y además quería ser él el hereu…

-Bueno, pues como el rey no palmaba y los tres hermanos no eran más que unos mierdas pelagatos, ya saben ustedes dilectos lectores como acabó el cuento…

-El rey cogió a los tres hijos, los metió en tres botijos y los tapó con pez.

-¡Y a tomar pol culo la besicleta!

Viñeta y texto de Agustín Muro