LA TESIS DE SÁNCHEZ, DA MIEDO EN EL PSOE

Es el nuestro un sistema parlamentario en el que el Gobierno está obligado a rendir cuentas ante el Parlamento, formado por dos cámaras: Congreso y Senado.

Una perogrullada que, sin embargo, parece ignorar Pedro Sánchez con su burla a la Cámara Alta, negándose a comparecer para dar explicaciones tanto de sus actuaciones como de algo tan delicado como las supuestas irregularidades en su tesis doctoral. Por ello, en el Senado han acabado creando una comisión de investigación para esclarecer el asunto.

Sánchez, que debería haber despejado voluntariamente cualquier duda, tendrá que comparecer cuando sea requerido. Pero, como hoy publicamos, el PSOE y Podemos están haciendo todo lo posible por boicotear la comisión.

De entrada, ambos partidos la entorpecen pidiendo continuas ampliaciones de plazos para presentar sus planes de trabajo, presumiblemente con el objetivo de que se agote la legislatura antes de que la investigación se inicie. Y los socialistas van más allá y se plantean no participar en la comisión a modo de rebeldía.

Es un insulto a los ciudadanos no respetar las competencias de una cámara legislativa. Y, además, con todo esto no hacen sino engordar las dudas sobre el fraude en la tesis del doctor Pedro Sánchez.

El Mundo