LA ÚLTIMA QUIMERA DE PUIGDEMONT

La sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha sido demoledora para los independentistas: España actuó como una Estado democrático contra el golpe secesionista.

El Parlamento Europeo tampoco está dispuesto a permitir que Puigdemont se burle de la institución. Así que el prófugo de Waterloo debe persistir en su estrategia de la propaganda.

La última: buscar el estatuto de refugiado político en embajadas acreditadas en Madrid para poder entrar en España y conseguir el acta de eurodiputado.

Otra quimera.

La Razón.

viñeta de Linda Galmor