LA ULTRA ULTRADERECHA. ANTES DEL CONGOJAVIRUS YA ESTÁBAMOS FATAL

¿Cómo pasar de ser aliado de Hitler a ser su enemigo?

¿Cómo pasar de ser aliado de USA a ser su enemigo?

¿Cómo pasar de ser enemigo del Islam a ser su aliado?

¿Cómo pasar de ser enemigo del socialismo a ser su aliado?

¿Cómo pasar de ser aliado del anarquismo a ser su enemigo?

¿Cómo ser enemigo de sí mismo, con momentos colosales como la división entre estalinistas y Trotskistas, China y URSS, Pacto de Varsovia (sin soviéticos) y URSS; RFA y RDA, Berlín del este y Berlín del Oeste…?

¿Cómo y más “cómos” que, cómo no, sólo el comunismo es capaz de generar… ¡y de superar, pero con mucha diferencia, en el caso de España y, ahora, de Espena!

El comunismo come y no deja comer, se comen hasta al “perro del hortelano”, o lo alimentan, según mejor les venga. Su hambre es insaciable, porque se alimenta del mal, y de eso estamos bien aprovisionados en Espena. Seguramente somos líderes mundiales en producción de mal. Y esto va en aumento. El comunismo siempre quiere más: mal o bien, les da igual pues todo les sirve para gobernar.

El Che pa Blelin es, sin dudar, el comunista más talentoso de la historia universal. Sin haber matado o agredido (*) a nadie (directamente), le ha bastado con apoyar a todos los comunistas que han masacrado a la humanidad, para ser el amo de media Espena.

Es tal su descaro, que se alía con el menos sospechado, con sus enemigos abiertamente odiados… con cualquiera… normal, el odio es la mejor bandera porque sus abanderados pueden justificarlo de mil maneras y recibir el apoyo deseado: el de los descerebrados.

Pero de ahí a pasar de ser un victimario que decía ser víctima de la extrema derecha, del fascismo, a ser en 4 días un victimario que dice ser víctima de la ultra ultraderecha… joder, hasta para cambiar el adjetivo del falso enemigo es un genio sin par este sátrapa desquiciado, este demócrata de manual, que tan pronto dice que algo está mal o que ese mismo algo está fenomenal.

¿Qué coño les pasa a los habitantes de este país, que ante los constantes y sempiternos ataques de esta escoria comunista no tienen más respuesta que aplaudir desde sus casas y votarles, por supuesto, cuando la maldita democracia dice que hay que hacerlo?

(*) ha reconocido haberse fracturado una de las garras de su zarpa golpeando, junto a 7 más, a uno del “lumpen” (SIC) que así llamó al agredido por querer robarle un altavoz de mierda a su grupo de comunistas.

César Bakken ( El Correo de España )

viñeta de Linda Galmor