LAS LISTAS DEL GOVERN

No. El ex senador Santiago Vidal no es un loco. Ni tampoco alguien al que un día «se le fue la pinza» y habló más de la cuenta. No fantaseaba cuando dijo que la Generalitat enviaría a mediados de este año a empresas y particulares, una carta instándoles a pagar sus impuestos a la Agencia Tributaria Catalana en lugar de a la Hacienda Española.

Tampoco mentía cuando habló de una partida de 400 millones de euros camuflada en los Presupuestos de 2017 para organizar el referéndum y construir estructuras de Estado. Y no mentía porque este mismo fin de semana hemos sabido que su revelación más escandalosa –que la Generalitat tenía ya una base de datos de los contribuyentes catalanes a partir del censo del Estado– ha sido confirmada por el propio secretario de Hacienda de la Generalitat.

Fernando Rayón ( La Razón )