LAS MENTIRAS DE TRAPERO

El separatismo ha elevado la figura de Josep Lluís Trapero a los altares. El Mayor de los Mossos, que fue cesado en virtud de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, no sólo ignoró las advertencias de la CIA en torno a un ataque islamista en Barcelona, sino que una vez que esos documentos se hicieron públicos trató de quemar los originales con el respaldo de Puigdemont y el entonces consejero de Interior, Joaquim Forn.

“Es un montaje fruto de una campaña de desprestigio e intoxicación contra los Mossos”, aseguró Trapero, al que finalmente no le quedó más remedio que admitir que la alerta era cierta. El documento original en inglés reproduce, palabra a palabra, el texto filtrado en el mes de agosto y sólo un soplo a unos agentes de la Policía Nacional evitó que fuera eliminado junto a 36 cajas más de material.

Las mentiras de los independentistas han puesto a España al borde del abismo. La irresponsabilidad de Trapero y las autoridades catalanas pudo terminar en una tragedia mayor que la del pasado 17 de agosto. Las mentiras fueron constantes e incluso Forn llegó a negar la relación entre las agencias de inteligencia internacional y los Mossos. ¿Quién pagará por ello?

La Gaceta