**La Audiencia Nacional avala que  el ministro Marlasca, marikón según la Delgado,  y gran amigo de la ETA y de los golpistas y falsario en delitos “homófobos”,  cese  al coronel de la Guardia Civil Pérez de los Cobos, por la falta de confianza del primero en el segundo. Es lógico que un delincuente desconfíe de un hombre honrado. Y que la AN lo refrende.

*La Audiencia nacional también obliga a aplazar la extradición del “Pollo Carvajal” hasta que Interior, es decir, Marlasca, cómplice de Maduro como el resto del gobierno,  resuelva sobre la petición de asilo del prófugo. ¿Lo asilarán, lo extraditarán, lo  suicidarán?

**El Tribunal superior vasco rechaza suspender el homenaje al asesino más brutal de la ETA.  Nada más lógico, son tal para cual

**Ursula von der Leyen, ministra europea de no sé qué: “Necesitamos la Unión Europea de Defensa”. ¿Contra quién, en concreto? ¿Contra Libia? ¿Contra Siria? ¿Contra Afganistán?…

**El general useño de mayor rango temió que Trump hubiera enloquecido y que ordenase un ataque a China. Probablemente el que ha enloquecido es ese general. Peligroso.

**Hay un grupo de parlamentarios de la UE llamado UK-EU friendship group, capitaneado por la ex ministra de justicia alemana Katarina Barley que salió en defensa de Puigdemont y admitió en un periódico alemán que le interesaba poner dificultades a España.  Es decir, perjudicarla.

**No sé si, como dicen, Ayuso es una infiltrada de VOX en el PP. Pero desde luego no sigue la política  antiespañola y antidemócrata del PP. El del Máster  y su patulea llevan tiempo tratando de neutralizarla. Por ahora no lo consiguen. La verdad es que el PP debería saltar por los aires y dejar a VOX el espacio político. Sería un favor que haría a España.

**Nada socava más en profundidad a la familia que las políticas LGTBI, montadas  corruptamente con el dinero de todos. Hazte Oír informa:  “Dentro de cuatro días, si tú y yo no evitamos, el Ayuntamiento de Madrid celebrará el Family Pride, otro evento para hacer propaganda del colectivo LGTBI y de la ideología de género entre los niños. A través del área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, el consistorio que dirige el alcalde del PP Martínez-Almeida promocionará la “diversidad” familiar frente a la familia tradicional, como le exigen los lobbies LGTBI.

Almeida pone el Ayuntamiento al servicio de los chiringuitos ideológicos de la izquierda radical y se presta a expandir su doctrina entre los niños… ¡Ya está bien de usar el dinero público para el adoctrinamiento infantil!“
Observen la sucia perversión del lenguaje: “Family pride”, como lo de la “memoria democrática”.  Y en inglés, claro. Almeida es el miserable candidato del Mequetrefe del Máster contra Ayuso.

Pío Moa ( El Correo de España )