**Los LGTBI siempre han existido, por lo que podríamos llamar errores de la naturaleza, sin proyección moral.  Se empeñan en sentirse orgullosos de ellos, lo que no pasa de ser un problema personal suyo. Pero intentan también imponer su “orgullo” a toda la sociedad, penar a los discrepantes y  hasta controlar incluso los sentimientos. Y ello ya es un problema muy distinto, moral y político.

**Los ideólogos LGTBI son personas visiblemente trastornadas. Fernando Paz lo ha tratado en varias ocasiones. Algunas personas trastornadas intentan proyectar e imponer sus trastornos a toda la sociedad, para engañarse a sí mismos sobre su problema. Y hoy gran parte de la sociedad está trastornada bajo el yugo político-sentimental de ellos.

**La Unión Europea ha evolucionado desde una ideología democristiana a otra socialdemócrata y actualmente a la LGTBI. Evolución a la degradación.

**LGTBI, feminismo y abortismo van juntos. Parece que la UE va a oficializar la liquidación de vidas humanas en el seno materno como un “derecho de la mujer”, que, para más miseria, no compartiría el padre.

**Importa señalar este punto: la ideología LGTBI-feminista-abortista no solo tiende a destruir la familia y el derecho paterno, sino que intenta imponerse con un despotismo históricamente nuevo: el control no ya del pensamiento, sino de los sentimientos.

**El control de los sentimientos por la Unión europea-LGTBI se logra combinando la cursilería sentimentaloide con una tiranía nunca vista. Ni los regímenes comunistas se habían atrevido a tanto.

Pío Moa ( El Correo de España )