**Brillantes analistas políticos asombrados de la pelea entre Ayuso y el del Máster: “¿Pero por qué no se ponen de acuerdo? ¿Son idiotas? ¡Van a perder las elecciones!”. Pero los idiotas son esos analistas.  Ayuso es más VOX que PP, y el PP es lo que ha sido desde la condena de Aznar al 18 de julio: auxiliar de PSOE y separatistas.

**Supongan que VOX saca más diputados que el PP, cosa no imposible. ¿Buscaría el PP el acuerdo con VOX para gobernar? Al contrario, lo trampearían de cualquier modo y buscarían el acuerdo con el PSOE. Ya se habla de gobierno de concentración. Precisamente para bloquear a VOX.

**La victoria electoral de Ayuso tuvo un lado malo: recogió para el PP muchos votos que deberían haber ido a VOX. Y un lado bueno: introducía en el PP una grieta. Si el PP no lograba absorber a Ayuso, la grieta no cesaría de ampliarse. Y eso es muy bueno.

**Una de las cosas más cómicas del cacareo político es la pretensión socialista de negar nivel cultural a Ayuso. Como si el PSOE no hubiera sido el mayor enemigo de la cultura española. Es como lo de los cien años de honradez: la cultura de la estafa.

**Se habla del golpismo de los separatistas catalanes. Pero la complicidad del gobierno con ellos es parte del golpe, ampliado con los manejos para dominar el poder judicial,  las fuerzas armadas,  y con la política de disgregación nacional. Con lo que abonan el campo a un contragolpe si no  se les frena a tiempo. Los jueces demócratas deben actuar

**Un genio  de C´s dice que “no hay ideología más letal que el nacionalismo”. Pues las ideologías más letales del siglo pasado han sido precisamente internacionalistas y cosmopolitas: el comunismo o el fascismo. Los nazis eran también europeístas.

Y los invasores de Afganistán, Irak, Siria o Libia, ¿eran nacionalistas? El liberalismo, al establecer la soberanía en la nación, creó precisamente el nacionalismo. En fin, el genio, como casi todos los genios de España, confunde separatismo con nacionalismo. Y él es también nacionalista, no de España sino de la burocracia de Bruselas.

**Los que dicen que o España es católica o no es, deberían abrir los ojos a los manejos de la Iglesia para fomentar los separatismos. Y dejar de confundir a Dios con el César.

**Es lógico que la Thatcher fuera poco amiga de España  (“¡Bombardeemos Madrid!”) y defendiera los intereses ingleses. Lo que no es lógico es que los infames políticos españoles defiendan también  los intereses ingleses.

**El Doctor envía al Vaticano a la ministra que se cargó la religión. Hay que suponer que Pancho quedará encantado. De momento ya ha aparcado a uno de los poquísimos  obispos decentes, casi el único.

**Quien provoca la huelga de los camioneros no son los camioneros, sino el gobierno. ¡Afuera con los estafadores!

Pío Moa ( El Correo de España )