**Dice una tal Laya,  creo que  ministra de alguna cosa, que España es una democracia plena. Plena de leyes liberticidas, de complicidad de los gobiernos con terroristas y separatistas, de corrupción, de entrega ilegal de soberanía,  de fomento de inmigración ilegal y el aborto… Plena. Por eso quiere dar lecciones a Rusia. Y por eso hay tanques y aviones españoles provocando a Rusia en misiones “de interés ajeno, bajo mando ajeno y en lengua ajena”.

 **Mucha gente, no solo en Rusia, cree que los golpistas del procés son presos políticos. Es lógico que lo crean: los separatistas han podido lanzar grandes campañas de propaganda por toda Europa sin que los gobiernos del PP o del PSOE hicieran nada por contrarrestarlas. De hecho, la UE se comporta también como si se tratara de presos políticos. Y PSOE y PP los tratan como tales. Sin las denuncias de VOX  ni siquiera se habrían sentado en el banquillo.

**¿Había libertad en el Frente Popular? Pues sí: los separatistas tenían libertad para intentar  disgregar España. Los socialistas y comunistas, para sovietizarla; los anarquistas para crear el caos sistemático; los azañistas y algunos socialistas, para “demoler” la España tradicional y supeditarla a Inglaterra o Francia. El problema con tantas libertades es que chocaban unas con otras y solo los comunistas fueron capaces de imponer cierto orden, como expongo en Por qué el Frente Popular perdió la guerra. Y hoy tenemos un nuevo frente popular con sus libertades…

Pío Moa ( El Correo de España)