**Los indultos son la punta del iceberg de un gran proyecto contra la Constitución y  la unidad de España. Grande, no por lo miserable y golpista, sino porque en él colabora gran parte del empresariado y de la Triple M, la conferencia de los obispos fariseos y, por supuesto, los golpistas y sus cómplices del gobierno, el PP y, parece ser, el  propio monarca. Por eso el desafío exige una respuesta a su altura.

**La banda de fariseos de la conferencia episcopal, a favor de la paz y el diálogo. El golpismo contra la ley y la integridad de España es “paz y diálogo”. Los mismos que aprobaron de hecho la profanación de la tumba de Franco, que salvó a la Iglesia del exterminio. Hoy,  los propios obispos están exterminando a la Iglesia. Con paz y diálogo.

**Uno se pregunta si de una Iglesia tan degradada como la española podría surgir una reforma capaz de invertir al Vaticano II, culminación de una impotencia arrastrada desde la Revolución francesa.

**El loquillo Inda, que ha tenido algunas actuaciones muy buenas contra el Doctor, compara a este con Franco. Apenas se puede calificar de otro modo que como idiotez. Tan extendida entre los periodistas, por lo demás.

**Dice el portavoz del PP en “kitchen”: “Si creemos a Villarejo, lo creemos en todo”. Pues sí, hay que creerle. Lo que no podemos creer de ningún modo es a los políticos mangantes, es decir, a la mayoría.

**La homosexualidad es motivo de orgullo. Una muestra más, muy significativa, de la orgullosa estupidez que hoy preside todos los aspectos de la vida del país.

Pío Moa ( El Correo de España )