**El gobierno mangante del Doctor, contundente con Marruecos: le regalará 30 millones de euros con máxima urgencia.

**La Comisión europea dice que “Ceuta es Europa y que Europa no se dejará intimidar por nadie”. En Rabat están que se esconden debajo de las camas.

**Dice el Mequetrefe que al Doctor “le queda grande el gobierno”.  ¿Grande?   Es un gobierno a su medida. A la medida de los dos, el del Master y el del Doctorado.

**Dice Federico, sorprendentemente,  que hay que apoyar al Doctor en defensa de España. ¿Cuándo ha defendido el Doctor a España? Ni el  Doctor ni el PP cambiarán de política, ni hacia Marruecos, ni hacia Gibraltar, ni hacia los separatismos ni hacia la colonización y satelización del país. Simplemente no saben hacer otra cosa.

**El Doctor solo puede hacer lo mismo que ZP cuando el asunto de Perejil.

**El problema de Marruecos es básicamente el mismo que el de Gibraltar. Ni Rabat ni Londres pueden tener el menor respeto a un país cuyos gobiernos se declaran amigos de uno que invade su territorio y  de otro que amenaza a dos de sus ciudades.

**Marruecos es enemigo de España. Afortunadamente es lo bastante débil como para no ser temible hoy por hoy. Pero sabe lo que tiene que hacer para aprovechar las miserias de la chusma política española, cosa que viene haciendo desde hace muchos años.

**Que Marruecos sea enemigo de España no quiere decir que no tenga muchos amigos entre los corruptos políticos españoles.  La basurienta Triple M española nunca ha investigado a la camarilla proRabat ni las actividades de Gibraltar.

**Desde muy pronto en la transición, los gobiernos españoles han socavado los intereses de España: han fomentado y financiado los separatismos, la satelización política y militar a potencias extranjeras, y la “amistad” con Marruecos e Inglaterra. PP y PSOE han formado un núcleo de poder con sus propios intereses, ajenos a los más elementales de España.

**Un tal John Müller,  notable hispanófobo, perorará en la Gran Logia Española sobre el futuro de las democracias en el siglo XXI. La masonería siempre se ha presentado como defensora de la democracia… siendo ella misma una organización esencialmente antidemocrática. Paradojas.

**El turbio o nulo sentido del interés nacional y de la libertad en los gobiernos españoles, sean del PP o del PSOE, tiene su  origen en las mismas hispanofobias que llevaron a la república al caos y la guerra civil.

Pío Moa ( El Correo de España)