Casado el del máster, Maroto el de la boda y resto de próceres peperos han refundado el partido sin que nadie se diera cuenta. “Ese PP ya no existe”, afirman refiriéndose al de Rajoy (le puede pasar lo que el Emérito), conocido por las mismas siglas y  los mismos personajes.  Imitan al Doctor, que también refundó su partido:  Todos han dejado de ser corruptos. Hay que creerles bajo palabra.

Los del “sorpasso” de VOX al PP en Cataluña  suena a chiste. El propio PP se ha preocupado de hundirse en esa región, quedando en marginal. ¿Y cómo ha logrado el PP esa hazaña? Convirtiéndose en auxiliar de los separatistas. El mero sorpasso no tendría mucho mérito, sería un logro francamente modesto.

El riesgo de fraude electoral en Cataluña es elevadísimo. Tanto a los separatistas como al PSOE les interesa mucho. Ya el Doctor aludió al ejemplo del voto por correo en Usa.

El comunismo tiranizó a los proletarios como nunca lo habían estado. Pero lo hizo en nombre del Proletariado. Las pandillas feministas, abortistas y homosexistas quieren tiranizar a las mujeres en nombre de la Mujer.

Villarejo no es el corrupto, sino el instrumento de los corruptos, sean del PP, del PSOE o de grandes empresas. Por ejemplo, de la ex ministra de justicia y ahora jefa de los fiscales, casada o emparejada con otro delincuente. ¿Qué podría revelar mejor la  podredumbre de un sistema?

El Coletas, conocido también como “la bruja piruja”, tiene el mismo proyecto que el Doctor. Este, más listo, le deja que se queme un poco poniéndose en evidencia.  Quizá terminen peleándose, porque los dos tienen manías de grandeza. Pero van a lo mismo: destruir la democracia y la unidad nacional.

Ha hecho muy bien Abascal recordando que no hay diferencia de fondo entre los separatistas y el PSOE en Cataluña. A ver si todo el mundo acaba de entenderlo.

Pío Moa ( El Correo de España )