Falsísima versión oficial, reiteremos.  «Las vacunas de ARNm contra el COVID-19 les dan instrucciones a nuestras células para que produzcan una porción inocua de lo que se conoce como ´proteína Spike`. La proteína Spike está presente en la superficie del virus que causa el COVID-19». Entresacado de los CDC yanquis.

Proteína Spike, el principio del fin, reconocido por ellos

El ingeniero Fred Corbin, ingeniero de carrera y especialista en guerras ( y armas) nucleares, biológicas y químicas, especialista asimismo en biología marina, desafía, científicamente, a un ministro de Barbados y sus asesores médicos.

A partir de documentos oficiales procedentes de Pfizer y del Partido Comunista Chino, Corbin explica minuciosa y lúcidamente, en apenas diez minutos, que tanto la entelequia vírica innominada SARS-CoV-2 como la proteína Spike (Espiga o de Pico) son artificiales.

Que la proteína Spike ya fue enteramente secuenciada en 2020 y patentada por PfizerDocumentos del Partido Comunista Chino demuestran también que representa una atroz arma biológica.

Dirigida contra toda la población mundial. En fin.

Luys Coleto ( El Correo de España )