Cómo sé lo que nos jugamos en las elecciones del próximo 4-M y estoy de acuerdo en que aquí las cartas ya están sobre la mesa, o sea que esto más que unas elecciones es un PLEBISCITO, dado que lo que se decide es COMUNISMO O LIBERTAD, me ha parecido «de primerísima necesidad» tratar de abrir los ojos a esa buena gente que todavía creen que los Iglesias y demás ralea son, eso que ellos dicen, «casta política», porque eso no es verdad, ellos son COMUNISTAS y como tales defensores de la DICTADURA comunista (la de ayer en Rusia y hoy en Venezuela,  Cuba y etc).

Es decir, que cuando ellos hablan de Democracia no están hablando de la Democracia que tenemos desde el 78, sino de la DEMOCRACIA POPULAR, o sea, de la Democracia comunista, la Democracia en la que sólo pueden hablar, pensar, escribir e incluso vivir, los que sean comunistas, y no sólo comunistas, sino comunistas con carnet (carnet del Partido, por supuesto).

Y por ello creo de interés para los madrileños que todavía tengan dudas sobre su voto para el 4-M («Comunismo o libertad y España») mostrarles algunas «pruebas» de lo que es el Comunismo.

Hoy, la Ley de Defensa de la República que aprobó el Gobierno de la República, ya presidido por Don Manuel Azaña, el 22 de octubre de 1931.

Pasen y lean…y luego, depositen su voto en las urnas.

Señores, el que quiera ver que vea y el que no quiera ver que no vea. Pero, yo les aconsejaría a los madrileños que antes de votar el 4-M se lean la Ley que el Primer Gobierno de la II República se sacó de la manga en cuanto se hicieron con el Poder, no esperaron ni a que estuviese aprobada la Constitución…porque esto, o algo peor, es el Comunismo.

Y los primeros que deben leerla son los periodistas, los Directores de Medios y las Empresas periodísticas, pues no en vano el Señor Azaña, como Presidente del Gobierno, pudo cerrar en 3 meses: 118 periódicos, 220 emisoras de Radio, más de 2.000 personas fueron detenidas y más de 500 fueron deportadas a las Islas Canarias.

¿Se imaginan ustedes al marqués de Galapagar, don Pablo Iglesias, con el BOE  y la policía (la Guardia Civil no, porque ya la habrían borrado el mapa) en sus manos?.

Julio Merino ( El Correo de España )