LIBRE TE QUIERO

Vendrán nuevos tiempos, y serán mejores. Volverán a caer los días del calendario, llenos de afanes y horizontes inexplorados, y es probable que una generación joven de españoles aprenda a valorar más lo que les fue dado gratis total.

Ellos tendrán que ayudarnos a recuperar libertades y, hasta cierto punto, a refundar la vida democrática, a base de poner en su justo lugar los principios que sirven para la convivencia entre ciudadanos.

Recuperar diálogo, concordia, entendimiento y pluralidad. Ya existía, pero ha sido ahora cuando nuestros hijos han descubierto a lo lejos el rostro de la intolerancia y unas sombras de sátrapas, emboscados en ropajes democráticos.

Por eso estoy convencido de que la lección que de este tiempo van a sacar miles y miles de jóvenes será buena: la democracia, como la libertad y la justicia, se construye todos los días. Respetando el Estado de Derecho y la opinión del otro, y defendiendo los principios básicos que amalgaman los cimientos de una sociedad libre.

Quienes pretenden convencernos del eterno botellón gratuito, en realidad, no nos quieren libres.

El Astrolabio ( ABC )