LO BUENO, SI BREVE

La mayor de las bondades
de este Gobierno inaudito,
es que va a durar poquito.

Muchas son las cualidades
y las excentricidades
de tan óptimos jerarcas:
batirán todas las marcas,
pero, al fin, vendrá Bruselas
y les dejará a dos velas,
porque son así de carcas.

El Gobierno será breve,
pero tan vertiginoso
como tránsito ominoso
que va del haber al debe.

Pronto habrá quien se subleve
y, como los gobernantes
son tan insignificantes,
quebrará el Ejecutivo.
Un final alternativo:
que España se acabe antes.

Monsieur de Sans-Foy

Libertad Digital