LO HAN TENIDO MUY FÁCIL

Les tocó un país y una sociedad muy fáciles. No conocen los contratiempos ni las dificultades que otros muchos sí tuvieron que superar a lo largo de los años. Su hoja de méritos es muy escasa, incluso en ocasiones está prácticamente vacía. Son los jóvenes políticos de hoy.

Los que toman decisiones trascendentales sobres nuestras vidas. Los que han intentado todo tipo de atajos, al mismo tiempo que emponzoñaron como pocos la convivencia entre españoles de distinto signo ideológico. Lo encontraron casi todo hecho. Les tocó una España rica, avanzada, democrática, plural… y ahora quieren dar una patada al juguete, porque no siempre ocurre lo que quieren.

Nunca nada que merezca la pena se ha logrado sin dificultades ni esfuerzo. Porque, como cantaba Pablo Guerrero cuando muchos nos estrenábamos en un país libre e ilusionante, «nada es fácil y, menos, la vida». Pero ellos llegaron en el tiempo en que regalaban los másteres, los títulos, las tesis y hasta las tribunas. Crece así su narcisismo, sin que avance ni un ápice el buen sentido del gobierno orientado al bien común.

El Astrolabio ( ABC )