Probablemente lo más humillante: la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, callándola en cinco ocasiones, transformándola definitivamente en Irene Florero, emperatriz de Galapagar. Otro sapo tragado, posiblemente el más doloroso: el tema de la inmigración, singularmente simbólico en la Podemia, tras la masacre en la melillense valla, al alimón pikolos y maderos marroquíes.

Sapos

Pero sapos deglutidos y dudosamente excretados, innúmeros. A vuela teclado, algunos, ya desde el principiar de este ilegítimo gobierno (de origen y de ejercicio). La elección de La Lola como Fiscal General del Estado. El ministerio de la guerra de La Mofletes chutando 1.813 millones de pavos a la «democrática» Arabia Saudí (¿a alguien le interesen los yemeníes?), vía Navantia. O Marlasca (grafía de maquetos agradecidos, no gracias), devoluciones en caliente a tutiplén.

O Beatriz Corredor, gloriosa puerta giratoria, de ministra a presidir Red Eléctrica. O las constantes subidas de la luz. O Tezanos perpetuándose en el CIS.O negarse a que hiciese pública la inquietante hoja de servicios del madero torturador Billy el Niño. O aceptar a Enrique Arnaldo, «sugerencia» pepera, para el Tribunal Prostitucional.

Sapos gordos

Y tragando lo intragable, para Potemos, claro. La ley mordaza, intocada. La reforma laboral, apenas leve retoque cosmético a la pepera y anti obrera ley de Fátima Báñez. Ley Audiovisual, el Sáhara vendido a Mojamé, el asunto fiscal y la creación de una empresa estatal de energía, otros cuatro clavos más. Y el gobierno publicando en el BOE un acuerdo con la “democrática” Catar para «reforzar lazos basados en la amistad».

Y qué decir del envío de armas a ¿Ucrania? Qué decir de Pegasus y el espionaje masivo contra todo cristo como una forma de ser del siniestro CNI. Y, por supuesto, la imperialista y terrorista OTAN, en Villana y Cortesana, como Pedro (Sandez) por su queli.

Fausto y la UDEF

No tienen dignidad, o la que tienen a la altura del bolsillo. Si les quedase algo, hubiesen abandonado a Sanchinflas desde el inicio. Lo dicho, sin dignidad alguna. Al menos Fausto – Calderón de la Barca (El mágico prodigioso), Marlowe, Goethe, Thomas Mann, Murnau – vendió su alma al diablo para conseguir los favores de uno de sus siervos, el demonio Mefistófeles a cambio de la eterna juventud y poder conquistar a la joven Margarita de la que se había enamorado…

…Otra cosa son los falsos informes que se filtraron contra los morados. El fin jamás justifica los medios (aunque Chepablenin admire tanto al detestable Maquiavelo). Villarejo y sus maderos redactando falsarios informes que aún siguen pululando, para mejor ocasión imagino, en la UDEF. En fin.

Luys Coleto ( El Correo de España )