Qué casualidad. Me pongo a escribir sobre lo que está pasando y puede pasar en el corto plazo en el PP, y de pronto me doy cuenta que hoy, si este fuera año bisiesto y febrero tuviese 29 días, el mundo estaría celebrando un aniversario más el estreno de la película de más éxito de la Historia del cine: “Lo que el viento se llevó”.

Qué casualidad. Porque yo me iba a preguntar ¿qué se ha llevado el viento con la etapa Casado y su vergonzante caía? ¿O qué debe llevarse?

Son muchas cosas, en mi criterio. Pero para este artículo, al menos, me voy a quedar con algunas.

  1. Los deseos de pactar con el PSOE el reparto de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Si no hay independencia nada, no, no, no.
  2. No votar jamás todo lo que perjudique a la unidad de España (Cataluña, País Vasco)
  3. El suicida discurso de Casado contra Abascal y VOX
  4. La sumisión a la Ley y a las políticas de género que abanderan las Ministras comunistas y el PSOE
  5. Cualquier intento o deseo de investigar a ningún miembro del Partido, salvo lo que se decida por vía oficial y expulsión de los “espías” ocultos

Pero, no había terminado de ver y escribir sobre “lo que puede llevarse el viento de Génova” cuando me surgió a la vista (cada día más escasa) la otra película que puede interpretarse como el futuro que le espera al PP renovado en su cúpula con Feijó, porque ese problema, esa guerra (la que con tanta insistencia viene pidiendo Cayetana Álvarez de Toledo) y que ya no hay espacio para el Centrismo, como se está viendo y demostrando con la caída-desaparición de cese de Cs y el aumento imparable de VOX. Aceptando que la España de la Transición, con una sola Derecha, sí se la ha llevado el viento.

Por eso, dudamos del futuro de Feijóo

  • También se ha llevado la España unificada en una sola nación. Esta España ya no volverá a ser la España Una, Grande y Libre de antaño. Cataluña, el País Vasco y Galicia, de entrada, acabarán siendo Naciones independientes, aunque se unan a posteriori.

Por eso, dudamos del futuro de Feijóo

  • Y sobre todo se ha llevado el espíritu de la concordia y de la convivencia de las clases y los sectores sociales, empresariales y familiares.

Por eso, dudamos del futuro de Feijóo

Y por si no fuera suficientemente preocupante el recuerdo de “Lo que el viento se llevó” se me ha venido también a la mente aquella otra gran película que interpretaron los mejores Kirk Douglas y Anthony Quinn: “El último tren de Gun Hlil”.O sea, el tren que le espera al gallego Alberto Núñez Feijóo… si es capaz o no de subir a ese último tren del PP (no se puede olvidar lo que pasó con la UCD de Suárez) porque de por medio tendrán que librarse LA GUERRA DE LAS IDEAS, ya que habrá que ver si se ha llegado demasiado tarde o si todavía se está a tiempo de afrontarla con posibilidades de victoria. (Ver película en el siguiente link https://www.youtube.com/watch?v=Sal7i2dnLEg )

Espero y deseo que al final no sea, o sea lo más parecido, al de otra película: “Horizontes de grandeza”, porque allí los dos protagonistas (Gregory Peck y Charlton Heston) tienen que resolver su doble y diferente visión de la vida a solas y a puñetazos libre y limpio.

Es verdad que este PP, y más ahora con la llegada al Poder interno de los más caracterizados “Centristas” del Partido, no va a tener más remedio que abordar cuál va a ser su relación con VOX y sus políticas

O sea, definirse.

Porque nada será igual si ambos van, si no por la misma vía, sí por carriles separados pero en la misma dirección que sí van por separado y cada uno a lo suyo.

Y esa es la verdadera guerra que se avecina en el horizonte:

O dos Partidos separados. Una Derecha-Centrista y otra, Derecha-españolista, que se reparta los 12 millones de votos posibles y adiós Moncloa.

O un solo Partido en guerra permanente por conquistarse la mayor parte de los 12 millones (y adiós Moncloa)

Julio Merino ( El Correo de España )